Queso curado y semicurado: características y diferencias

El queso es un producto muy consumido a nivel internacional. Hoy en día lo podemos encontrar en diferencias formatos y con diferentes denominaciones en función de cómo ha sido elaborado. Además, según su procedencia puedes encontrar quesos de muchos tipos diferentes.

Sin embargo, una de las clasificaciones de quesos que más a menudo nos encontramos en cualquier supermercado es la que lo diferencia entre queso curado y queso semicurado. Para muchas personas la distinción entre ambos tipos de queso genera dudas.

queso curado

¿Cuál es el queso curado? Características

Si tienes dudas sobre las características y utilidades de los quesos en función de si son quesos curados o semicurados, te contamos a continuación cuáles son los quesos curado y qué características presentan.

Este queso se trata de un tipo de queso que se obtiene tras la maduración por un periodo entre 3 y 6 meses en condiciones ambientales adecuadas. Es un queso elaborado con leche cruda de oveja.

La composición del queso es cuajo, leche y sal. Cabe tener presente que hay dos tipos de cuajo que es el cuajo vegetal y el que procede el estómago del cordero. El queso curado se caracteriza por tener una corteza natural que suele bañarse en aceite que son el paso del tiempo acaba siendo comestible.

queso semicurado

Queso semicurado: propiedades

El queso semicurado suele tener un periodo de maduración de 2 a 3 meses. Se trata de un queso que se puede elaborar con diferentes tipos de leche, pero que ofrece mucho sabor especialmente si se emplea leche cruda de oveja.

Es un queso que se elabora con cuajo de cordero previamente seleccionado. Es un queso de color marfil amarillento que se logra gracias al cepillado del moho y a recubrir el queso con aceite de oliva.

En su elaboración hay un periodo de maduración durante el cual la textura del queso y el sabor puede ir cambiando. De hecho, a medida que el queso está más curado el saber de la leche va desapareciendo.

Diferencias entre queso curado y semi

Aunque los dos tipos de queso tienen un gran sabor y están muy ricos, existen algunas diferencias relevantes entre los dos tipos de queso.

El queso semicurado requiere de un tiempo de maduración que va de dos a tres meses. En este proceso la cantidad de agua y de suero de leche se ven reducidas de forma importante.

El contenido en sodio, calcio y potasio es bastante alto. De igual forma, tiene una mayor cantidad de vitamina D frente a otros quesos más suaves. El nivel de proteínas y grasas también es destacado en este tipo de queso.

Un queso curado requiere de un periodo de maduración mayor. Se trata de quesos que tienen un sabor muy potente y una mayor dureza. Al no contener apenas agua pueden tener un secado rápido.

En cuanto a su composición, destaca por un gran volumen de grasas y proteínas. Se. pueden elaborar tanto con leche de vaca como de oveja o de cabra. En función de estos factores el sabor final del queso será diferente.

Como puedes ver la elección por un queso curado o por un queso semicurado estará en función de los gustos y preferencias de cada uno. El sabor y la textura de cada tipo de queso variará y, por supuesto, el tipo de leche usada en su elaboración tiene una influencia directa sobre su sabor y resultado final. Ambos tipos de queso tendrán un impacto muy positivo en tu salud y harán las delicias de todo el que los prueba. Suele ser un producto muy consumido todo el año, aunque en ciertas épocas es más habitual su consumo y su disfrute.

Otros artículos que te pueden interesar:

Deja un comentario