Cómo catar un vino: Guía fácil

Si te gusta el buen vino, seguramente habrás acudido en más de una ocasión a una cata de vinos. Sin embargo, la cata de vinos es una experiencia única que nos permite conectar con esta completa bebida y percibir sensaciones a través de todos nuestros sentidos.

Realizar la cata de vinos es posible con unas sencillas pautas que te ofrecemos en este artículo. Ten presente que para formar parte de esta experiencia es necesario tener despiertos todos los sentidos, el gusto, el olfato, la vista y el tacto. Durante un proceso de cata tenemos que poner todos nuestros sentidos a funcionar.

Pasos para una cata de vinos

Un proceso de cata requiere que nuestro cerebro analice y memorice las sensaciones conscientes que nos puede transmitir un vino. Es posible aprender a hacer la cata de vinos ya que lo que necesitamos es hacer un uso eficaz de todos nuestros sentidos para poder interpretar adecuadamente las sensaciones que nos trasmite el vino y así analizarlo.

El aprendizaje de la cata de vinos es un proceso largo y que requiere de mucha práctica. No obstante, te damos algunas pautas a tener en cuenta.

Pasos para una cata de vinos

A la hora de catar vinos es importante que pruebes con muchos vinos diferentes y que hagas comparativas. De esta forma, irás acostumbrando tu paladar a los diferentes sabores y matices del vino. De igual forma, debes establecer tu propio método de cata.

Si conoces a algún especialista déjate asesorar, estos profesionales te ayudarán a maridar los vinos de la mejor forma y diferenciar las variedades.

Antes de realizar una cata procura evitar usar ningún tipo de perfume que pueda influir en el resultado de la cata. Busca un lugar espacioso y con ventilación para proceder a la cata y utiliza una copa diferente para cada vino.

Fase visual

En esta primera fase debemos descorchar el vino y servirlo en la copa que habremos sujetado por el tallo para no calentar el vino con nuestra mano. En esta fase debemos inclinar la copa unos 45 grados para poder visualizar a través del vino.

En esta fase nos fijaremos en la nitidez, la intensidad y el color del vino. También observaremos las burbujas del vino. Los diferentes aspectos que analizaremos son los siguientes.

Nitidez

La nitidez nos ayudará a saber si el vino tiene alguna imperfección. Debemos encontrar un vino totalmente limpio y brillante, si está turbio o velado significa que no tiene nitidez.

Intensidad y color

La intensidad es otro aspecto importante y nos dirá la cantidad de color del vino. No es lo mismo que el color, pero nos da mucha información. El color puede adquirir diversas tonalidades en función del tipo de vino.

Si estamos catando vino blanco podemos encontrar colores amarillentos o verdosos. En el caso del vino rosado podemos percibir desde el rosa frambuesa al rosa salmón pasando por otras tonalidades. En el caso del vino tinto es habitual encontrar el púrpura, granate, rubí o rojo picota.

Lágrimas

Las lágrimas del vino hacen referencia a las gotitas que hay en la superficie de la copa. Estas gotas nos permitirán saber la concentración de alcohol. Si las lágrimas caen de forma lenta al mover la copa es porque el vino tiene alga densidad y por tanto una alta graduación.

El borde del disco

El borde del disco hace referencia a los bordes de la capa superior del vino una vez vertido en la copa. Generalmente este borde es blanco para los vinos blancos y para los vinos tintos, cuando más oscuro más añejo será el vino.

Burbujas

Las burbujas son otro aspecto a tener en cuenta del vino, aunque en la mayoría es casi imperceptible. Se trata de un proceso fruto de la fermentación.

Fase olfativa

La fase olfativa es una de las más importantes en la cata del vino. En esta fase se van a percibir las diferentes etapas en la fermentación y maduración del vino y hay que hacerla con especial cuidado. Es recomendable no hacer mucho esta fase de forma continuada, ya que los bulbos olfativos se fatigan y no seremos capaces de percibir correctamente.

En esta fase hay dos aspectos fundamentales: el aroma y el buquet. El aroma hace referencia al olor procedente de la transformación del zumo de uva en la fermentación. Suelen ser olores frescos y afrutados que son fáciles de encontrar en vinos jóvenes.

Por su parte, el buquet hace referencia al olor que surge como resultado del envejecimiento del vino.

Para desarrollar esta fase es importante agitar la copa en tres tiempos. En un primer tiempo se perciben los olores primarios que son los asociados a la uva. En un segundo tiempo volvemos a agitar la copa y percibiremos los olores secundarios que son los asociados al proceso de fermentación. En una tercera agitación percibiremos los olores terciarios que son los procedentes de la crianza o buquet.

Fase gustativa

La última fase de la cata es la del gusto. En esta fase vamos a saborear el vino bebiendo un pequeño sorbo. Debemos repartir el sorbo por toda la boca para que podamos percibir todos los sabores.

Los sabores habituales son dulce, ácido o amargo, ya que el sabor salado no existe en el vino. Para que un vino sea redondo es necesario que se produzca un equilibrio perfecto entre estos sabores.

Otro aspecto importante para analizar es la textura del vino. En este sentido valoraremos la astringencia del vino y la sensación que nos deja en la lengua. La temperatura y la efervescencia serán otros aspectos también a considerar.

En la cata podemos escupir el vino o tragarlo, en cualquier caso, al hacerlo hay que aspirar por la nariz para experimentar las sensaciones, se llama la fase retronasal.

En los vinos que tienen un carácter muy joven las sensaciones vividas permanecerán en la boca poco tiempo y eso se conoce como un vino con final corto. Sin embargo, si las sensaciones duran en boca más de un minuto diremos que es un vino de final largoComo puedes comprobar la cata de vinos es todo un proceso que requiere técnica y paciencia. Solo con la práctica continuada puede lograr hacer una buena cata e identificar el vino. Eso sí, si tiene vino de una de nuestras cestas de navidad procura conservarlo adecuadamente antes de la cata.

Deja un comentario