¿Comprar las cestas de Navidad con jamón o paleta?

Cuando se va acercando el día de Navidad comenzamos a organizar las cestas de navidad que regalaremos a nuestros familiares, amigos o compañeros de trabajo. Es allí cuando nos surge la interrogante ¿Comprar las cestas de Navidad con jamón o paleta? 

Aunque puede parecer iguales no es lo mismo un jamón ibérico que una paleta, pues existen algunos factores que los diferencian claramente. Y antes de comprar una cesta de Navidad con jamón, debes conocer las diferencias.

Diferencias entre el jamón ibérico y una paleta

Estos productos tienen algunas similitudes que hacen que se confundan con facilidad. Y es que ambos provienen del cerdo y su proceso de maduración y salazón también es bastante parecido. Sin embargo, cuentan con diversos puntos en los que difieren, por lo que te vamos a explicar las características de cada uno de ellos.

Jamón Ibérico

El jamón procede de una raza ibérica de cerdos, por lo que representa un lujo gastronómico en algunos países como Portugal y España.

Su calidad y clasificación depende directamente de la alimentación que haya tenido el cerdo previo a su sacrificio. Cuánta más bellota haya consumido, más calidad representa la carne del animal.

Debido a esta condición se clasifica en jamón ibérico de cebo, el cual procede del cerdo criado en un cebadero, que es alimentado con leguminosas y cereales; jamón ibérico de cebo campo, el cual procede del animal criado en dehesa y alimentado con piensos de cereales y leguminosas y hierbas.

Otro tipo es el jamón ibérico de recebo, el cual viene del cerdo criado en dehesa, alimentado con piensos, hierbas, pastos y bellota en el período de montanera y el jamón ibérico de bellota, que viene del animal que ha sido criado en dehesa, el cual es alimentado con piensos, hierbas y durante la montanera come bellotas y pastos hasta alcanzar su peso óptimo para el sacrificio.

En el mercado se encuentran clasificados por etiquetas de colores, según el tipo de jamón: etiqueta blanca para el jamón de Cebo ibérico, la etiqueta verde para el jamón de cebo de campo ibérico, la etiqueta roja para el jamón de bellota ibérico y etiqueta negra para el jamón de bellota que es 100% ibérico.

Este jamón proviene de las patas traseras del cerdo y requiere un período de curación mayor que otros tipos; incluso cuanto mayor es el tamaño más tiempo requiere para su maduración y curación.

La paleta

La paleta se obtiene de las patas delanteras del cerdo, por lo que cuenta con un peso máximo de seis kilogramos, por lo que suele ser más pequeño que el jamón ibérico. Además es más plana y delgada.

El período de curación de la paleta es menor que el del jamón ibérico, por lo que tiene un sabor un poco más intenso pero con menos matices. Además contiene una cantidad de tocino más grande, cuestión que también interviene en el sabor de este jamón. Debido a que el peso de la paleta es menor hace que la cesta de navidad sea un poco más económica. Sin embargo, tanto ella como el jamón ibérico son dos opciones bastante atractivas para regalar en esas fiestas tan especiales, pues ambos tienen un sabor muy agradable.

Deja un comentario