¡Al turrón! Historia del dulce más apreciado en Navidad

Este delicioso dulce es uno de los más esperados y anhelados en época de Navidad. Y cómo no, si sus delicados sabores de miel y almendras son capaces de conquistar cualquier paladar.

El turrón no puede faltar en las fechas de diciembre en ninguna mesa, pues su dulzura es capaz de atrapar a cualquier persona, no importa edad ni género. Anteriormente ya hemos hablado de por qué se come turrón en Navidad.

A pesar de que este famoso dulce tiene orígenes árabes-españoles, actualmente tiene popularidad global, habiéndose vuelto una tradición de las navidades en toda Latinoamérica, como en Venezuela, Colombia, Perú, entre otros países. También es disfrutado en países europeos y en Norteamérica.

Historia del Turrón

Existen varias versiones acerca del origen de este sabroso dulce. Muchos afirman que fue creado inicialmente por los árabes, mientras que otra versión dice que fue creado por un artesano español. La última versión, sin embargo, no tiene mucho respaldo histórico, así que nos quedamos con la primera.

Lo que sí podemos afirmar, es que el turrón surgió en la misma zona geográfica, pues recordemos que en España en la edad media vivieron los mulsulmanes durante 800 años, de forma que muchas tradiciones como la preparación de este dulce se pudo haber transmitido.

Aunque también se conoce los orígenes de este dulce se remonta muchísimo tiempo atrás, específicamente a siglos. Ya los griegos preparaban algo muy similar, utilizado mayormente por deportistas.

Con el tiempo, la preparación de este dulce se transformó, para llegar a ser el turrón que conocemos hoy en día. Los árabes fueron los primeros en presentar este dulce.

Sin embargo, gracias a las relaciones culturales y al comercio, fueron los españoles los que adoptaron y lo hicieron suyo.

Creando con el paso del tiempo primero una industria artesana, hasta llegar a la actualidad siendo un potente motor económico de la industria alimentaria española.

Tipos de turrón

Actualmente, el turrón ha venido cambiando y moldeándose para ser agradable a cualquier paladar, creando numerosas variedades con distintos sabores, sin dejar de innovar.

Existen turrones de chocolate, de arroz, de chocolate blanco, entre otros. En fin, hay un tipo de turrón para cada persona. Aunque el éxito está asegurado con los sabores tradicionales, como son que a continuación vamos a ver.

Turrón de Alicante o duro

Este es el turrón clásico en su versión más sencilla. Es típico de la provincia española de Alicante, en la cual lo preparan con almendras tostadas y miel. Se utiliza las mejores almendras enteras, que pasan a ser tostadas, teniendo cuidado de no quemarlas y obtener el tostado perfecto.

En la preparación también se utiliza clara de huevo para lograr la textura densa característica de esta variedad de turrón. Se procura utilizar miel con denomicación de origen de Valencia, removiendo hasta conseguir la mezcla deseada.

Turrón de Jijona o blando

Esta variedad de turrón lleva menos contenido de almendras, y además son molidas. Se tiene como resultado un turrón con textura cremosa, habiendo triturado por completo las almendras, la miel, y la clara de huevo. Como lo indica su nombre, es muy popular en la provincia de Jijona.

Choco-arroz

Quizás una de las mejores variantes del turrón, es esta que incluye chocolate triturado y arroz inflado. La mezcla entre almendras y miel, más lo delicioso del chocolate, crean un dulce casi perfecto, haciendo que sea el postre ideal después de una buena cena navideña.

Muchas de nuestras cestas de navidad llevan diferentes tipos de turrón. Elije el que más te guste y date un capricho.

Deja un comentario