El origen de las cestas de navidad

Seguramente habrás recibido o regalado cestas de navidad en alguna que otra ocasión. Se trata de una tradición que está muy arraigada en nuestra cultura y que se repite año tras año cuando lleva la Navidad.

Las cestas de navidad son una oportunidad para agasajar a un cliente o un trabajador, pero también son una forma de sorprender a un ser querido. Recibir una cesta de Navidad es algo que siempre gusta y causa cierta emoción. Da igual que se trate de una cesta o un lote de navidad, ya que el resultado será el mismo. Existen diferencias entre cestas y lotes de navidad, pero ambas opciones son muy valoradas.

Cómo surgen las cestas de Navidad

Igual te has preguntado en más de una ocasión de donde surge la tradición de las cestas de navidad. Encontrar el origen de esta costumbre tan arraigada nos lleva a remontarnos a la época romana.

Durante esta época era costumbre que los patronos repartiesen a sus trabajadores lo que se denominaba sportula. Se trataba de una cesta con comida para toda la familia. Lo habitual era que el trabajador acudiese a saludar al patrón en su casa y en ese momento era cuando recibí la sportula.

Esta cesta era de mimbre y el hecho de entregarla tenía un significado especial. Se trataba de una forma de que en la fiesta pagana de Saturnalia se hiciese una ofrenda al dios Saturno. El contenido de esta cesta en su origen estaba formado por higos secos, laurel, olivo y otros alimentos.

En el siglo XIX sería cuando empezó a generalizarse el uso de las cestas de Navidad como una forma de que las empresas agasajen a los empleados en esta época del año. Es una tradición que comenzó inicialmente con las Administraciones públicas y que finalmente acabo expandiéndose a las empresas.

Esta tradición que está bien asentada en España también se celebra habitualmente en otros países de Europa. No obstante, el origen de los lotes de Navidad es diferente en el caso de los países de habla inglesa.

Para los anglosajones las primeras cestas de Navidad se remontan a las colonias del Imperio británico. Se realizan en el día conocido como Boxing Day. En el día de san Esteban las clases más nobles ofrecían a sus empleados domésticos regalos. En el caso de la iglesia también se ofrecían donativos a las clases más necesitadas y los trabajadores acudían a su puesto de trabajo con una cesta para que los empresarios hiciesen un donativo.

Historia de las cestas de Navidad

Estos son algunos de los momentos históricos en los que han ido adquiriendo protagonismo las cestas de Navidad.

Hoy en día son una tradición muy viva ya que siguen estando presente en la mayoría de las grandes empresas. Son usadas para mostrar agradecimiento tanto a los trabajadores como a clientes o proveedores por las relaciones mantenidas en el año.

Las cestas de Navidad siempre son un regalo bien recibido y puedes configurarlas de formas muy diversas. Dependiendo de sus destinatarios y del objetivo que sigues con su uso puedes crear una cesta o lote de Navidad diferente.

Ahora que ya sabes cuál es el origen de las cestas de navidad habrás podido comprobar que el origen de estas cestas años atrás no fue muy diferente del uso que hoy en día se les da. De hecho, por razones diferentes, pero tanto en sus comienzos como en la actualidad las cestas cumplen una labor de reconocimiento y agradecimiento hacia las personas que las reciben.

Sin duda, se trata de una tradición que seguirá vigente durante muchos más años y que cada vez tienen más peso en las empresas y puede contener productos más originales.

Deja un comentario