Tipos de chocolate

El chocolate es un producto que gusta a la mayoría de la población. Es posible obtenerlo de forma natural mediante la combinación de cacao en polvo o pasta de cacao con azúcar pulverizada. Para que el chocolate tenga la consideración de chocolate debe llevar como mínimo un 35% de cacao.

Sin embargo, actualmente podemos encontrar una gran variedad de chocolates con diferentes formas, sabores y presentaciones. Las preferencias por unos tipos u otros dependerán de los gustos personales. En cualquier caso, es importante disfrutar de este producto ahora porque en un futuro puede que ya no haya tanta oferta.

Variedades de chocolate

Dentro de las variedades de chocolate que te puedes encontrar hemos elegido los más habituales.

Chocolate con leche

El chocolate con leche es el más habitual en los comercios y es el resultado de añadir leche al chocolate puro. De este chocolate es posible encontrar variantes que van desde los que tienen hasta un 50 % de cacao hasta los que tienen menos de 20 %. En su fabricación se emplea grasa vegetal y otros edulcorantes en sustitución de la manteca de cacao.

Chocolate negro

El chocolate negro suele lleva al menos un 45 % de cacao y en función de la cantidad de cacao así será su sabor. Un mayor nivel de cacao le proporciona un sabor más amargo. Se trata de una de las formas de tomar chocolate más sanas ya que para aquellas personas que se cuidan es posible tomarlo por su baja cantidad de grasas.

Chocolate blanco

Se trata de un chocolate que presenta poca cantidad de cacao sólido. No obstante, tiene un sabor intenso y es el resultado de una mezcla de cacao, manteca, leche, azúcar y algunos tipos de edulcorante.

Chocolate con frutos secos

Dentro de las variedades de chocolate el chocolate con frutos secos o cereales es una de las más comunes. Se trata de chocolate que puede ser chocolate con leche o chocolate negro o blanco al que se le añade un porcentaje de avellanas, almendras o cereales. Este porcentaje puede ir desde un 8% a un 40%.

Chocolate de cobertura

Este chocolate es el que se usa para cubrir las tartas y los bombones. Es el que se usa habitualmente en repostería. Su uso se debe a que es muy fácil de moldear ya que está hecho con un 32 % de cacao.

Chocolate fondant

Este chocolate es habitual usarlo para elaborar la cobertura de bombones y tartas. También es usado como relleno en algunos pasteles. Está formado por un 40 % de mantequilla de cacao y un 40 % de pasta de cacao.

Chocolate con frutas

El chocolate con frutas también puede elaborarse con chocolate con leche o bien con chocolate puro. Generalmente al chocolate se la añade fruta que puede estar confitada o desecada y que suele ir desde un 5% hasta un 40% dependiendo del tipo de chocolate.

Como puede comprobar hay una gran variedad de chocolates en el mercado y la elección por uno u otro dependerá de muchos factores. Uno de ellos será, sin duda, los gustos y preferencias personales y otros serán el nivel de grasas que incorpora el chocolate.

En cualquier caso, es un producto que no suele faltar en nuestra despensa y que solemos consumir durante todo el año. No obstante, hay épocas en las que estamos más dispuestos a dejarnos llevar por los placeres que nos aporta este producto. De hecho, es habitual encontrarlo en nuestras cestas de navidad o en nuestras cestas regalo. Esperamos que con esta información tengas mucho más claro el tipo de chocolate que quieres consumir de ahora en adelante.

Deja un comentario